Este artículo de El Confidencial nos ha alegrado parcialmente ya que, aunque parece que nuestro trabajo se pone en valor y el r-pet no será gravado, también hay que poner límites a este hecho, ya que si el r-pet es importado desde lugares muy lejanos donde trazabilidad del material es difícil de seguir, podríamos incurrir en errores que es necesario controla muy de cerca.

Grabar el uso del plástico reciclado (rPET) conlleva limitar la promoción de su reutilización y facilita la pérdida de valor del propio material, lo cual supone agravar el principal problema de este recurso, su abandono en el medio. El informe “R-PET, La mejor solución para garantizar la circularidad de los envases” lanzado por el CIDEC hace apenas dos meses persigue dos objetivos:

  1. Primero, hacer una visión de 360º del sector del plástico y su cadena de valor para conocer la mejor manera de abordar un conflicto social y ambiental muy latente en la sociedad hoy en día. Para dar cuenta de esta realidad creamos un equipo investigador de excelencia conformado por ICTA, AIMPLAS, AFI, AINIA, CIRCE, Paisaje limpio o IDAEA-CSIC. En cada capítulo del informe estas organizaciones utilizaban sus conocimientos a través de una temática específica lo que permite a cualquier persona sin un conocimiento especialmente técnico conocer la realidad del sector plástico y contar además con una visión de cómo mejorar el futuro de este por los actores que intervienen en su cadena de valor.
  2. El segundo objetivo es llevar a la administración un conjunto de acciones que pudiera tener en cuenta en la futura aprobación de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados y el Real decreto de Envases. En esta caso aportamos al final del documento un Call to Action con 10 puntos en los que creíamos necesario intervenir de forma urgente por parte de la administración para mejorar el anteproyecto de ley
    que fue lanzado durante el 2020.

Son muchos más los puntos de acción en los que hay que seguir trabajando para dar valor a lo que antes se consideraba un RESIDUO y juntos hemos de empezar a considerar un RECURSO.

¡Sigamos pues en ese camino!